¿Qué es el seguro de vida? ¿Por qué lo necesitamos exactamente?

A pesar de la gran cantidad de información que manejamos hoy en día (o quizás debido a ello) algunos tipos de seguros siguen siendo en parte desconocidos. Bien porque no se comprende para qué sirven, bien porque se confunden sus coberturas con las de otros seguros, como el de hogar. En el caso del seguro de vida, los datos indican que el 60% de los asegurados no llega a entender de forma íntegra el contenido de la póliza.

En Gesa Mediación tenemos como objetivo primordial dar el mejor asesoramiento a nuestros clientes y ofrecerles productos adaptados a ellos. Por ello, queremos explicar de forma clara y sencilla por qué es importante adquirir un seguro de vida.

En primer lugar, hay que desechar la extendida idea de que el seguro de vida es únicamente para personas adultas y con familia. No es así. Aunque la franja ideal para contratarlo se ubica entre los 30 y los 55 años, ninguna etapa es mala para hacerse con este seguro (aunque el límite permitido suele situarse en los 65 años). Esto se debe a que el seguro de vida abarca distintas coberturas que pueden ser necesarias en cualquier momento.

Seguros de vida: coberturas

  • Fallecimiento.
  • Incapacidad permanente y/o absoluta.
  • Incapacidad temporal.
  • Enfermedad grave (cáncer, enfermedades cardiovasculares…).
  • Incapacidad total profesional.
  • Otras coberturas complemetarias.

Además, no es imprescindible que los beneficiarios de la póliza de los seguros de vida sean familiares directos. Podemos designar a quien deseemos. Existe libertad para elegir el número de beneficiarios, a los cuáles se les podrá asignar el porcentaje de la indemnización que queremos que se les entregue. En el caso de que queramos cambiar a algún beneficiario, se podrá hacer en cualquier momento presentando el correspondiente escrito a nuestra compañía aseguradora.

En cualquier caso, al contratar un seguro de vida debemos tener en cuenta que nuestra póliza se adaptará al nuestro perfil y circunstancias. Es una de sus ventajas. Para ello, tendremos que completar un cuestionario médico que aclare cuáles son nuestras condiciones de salud. Te aconsejamos no mentir, pues si el fallecimiento se produce por una dolencia no declarada, el seguro no lo cubrirá.

Particularidades del seguro de vida

Todo lo anterior pone en evidencia que un seguro de vida es muy distinto a otros. Por ejemplo, es diferente al seguro de accidentes o al seguro de decesos. El primero solo cubre las muertes o incapacidades que se produzcan de forma accidental. Así, será un seguro más económico pero con una cobertura mucho menor. El segundo, aunque también se centra en el fallecimiento de una persona, está orientado únicamente a los costes y trámites administrativos alrededor del sepelio.

Conclusiones: seguros de vida

En definitiva, el seguro de vida ofrece una indemnización para sostener a nuestros seres queridos en distintos escenarios de adversidad. Es un producto adaptado a cada cliente que asegura una protección acorde a nuestras circunstancias. En Gesa Mediación tenemos a los mejores especialistas en el área de particulares. Podemos ayudarte a elegir un seguro de vida que de verdad sea útil para ti. Contacta con nosotros.