La campaña #SíEstásCubierto tiene como objetivo recordar que las aseguradoras están obligadas a cubrir todas las pólizas durante el estado de alarma.

Gesa Mediación tiene en marcha una campaña para combatir las fake news (noticias falsas) que proliferan estos días sobre el coronavirus y su relación con la cobertura de seguros. Los denominados ‘bulos’ en las redes sociales se han convertido en un problema añadido a la situación actual debido a que cada día se consume más internet.

Los empleados de la correduría de seguros se han implicado para recordar a sus clientes que las compañías aseguradoras mantienen con normalidad su servicio a los asegurados ante la situación excepcional que ha generado en España el coronavirus (COVID-19). Diariamente hace publicaciones en sus redes sociales para aclarar las dudas que se plantean los consumidores y que siembran más dudas todavía o confunden.

Los principales protagonistas de la campaña son los propios empleados de Gesa Mediación y su embajador Adrián Hernández, entrenador del Real Murcia, ya que son ellos los que ponen voz a los vídeos que se difundirán a través de redes sociales bajo el hasthag #SíEstásCubierto. Además, desde la semana pasada ya se están subiendo a las RRSS algunas cuestiones erróneas y la consiguiente respuesta tras verificar y consultar con fuentes oficiales.


“Durante los primeros días del estado de alarma, proliferaron numerosas noticias falsas y bulos, especialmente en redes sociales, sobre algunos servicios que los usuarios no íbamos a recibir debido a la propagación del coronavirus, como que los seguros dejarían de cubrir aquellos accidentes o infracciones que estuvieran fuera de los desplazamientos autorizados. Por eso, ante tanta desinformación, hemos decidido lanzar la campaña para recordar e informar a todos los ciudadanos sobre las coberturas que mantienen con los distintos seguros”, ha apuntado Mariano Albaladejo, director general de la empresa.

Pese al escenario actual marcado por la propagación del coronavirus, Gesa Mediación continúa ofreciendo sus servicios habituales siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias y políticas y garantizando la salud de sus trabajadores y clientes.

Así mismo, sus responsables están informados del impacto que tienen en la actividad del sector de los seguros las medidas que se están adoptando en la aplicación del estado de alarma.