Contratamos un seguro para evitar el riesgo y la incertidumbre de las situaciones adversas que pueden ocasionarnos daños que no somos capaces de cubrir económicamente de forma habitual.

Pero, aunque hayamos contratado un seguro de hogar o coche a todo riesgo, es muy probable que las consecuencias de sucesos meteorológicos o catástrofes naturales no estén cubiertas por él. Existen ciertas clausulas y extras que hacen que se pueda tomar responsabilidad de los daños, pero dependen siempre de la situación.

Desde el blog de Gesa Medicación correduría de seguros vamos a hablar sobre qué hacer para reclamar daños por inundaciones.

Si mi aseguradora no se encarga… ¿Quién se hace responsable?

Para las catástrofes naturales, es el Estado quien responde a través del Consorcio de Compensación de Seguros, pero solo hacia asegurados que contemplen en sus contratos una serie de cláusulas muy específicas dependiendo del objeto del contrato.

Una de las tareas del corredor de seguros es orientarte para que elijas un seguro con cobertura sobre fenómenos o incidentes de los que tengas más riesgo de sufrir. Si bien es cierto que no leemos el futuro, hay una serie de factores y de antecedentes que nos sugieren qué podría pasar.

Los lugares proclives a sufrir lluvias torrenciales o la gota fría son un ejemplo claro de esto.

Pero una correduría de seguros también se puede ocupar de la gestión de la reclamación, aunque no hayas contratado tu seguro a través de ella, pudiendo facilitar mucho esa tarea.

¿Qué cubrirá?

En el caso del coche, el Consorcio de Compensación de Seguros cubrirá los gastos de reparación o el valor venal de este(precio de mercado) si se declara siniestro total. Para considerarse como daño por inundación, el coche debe haber sufrido un desplazamiento a causa del agua o estar en una zona que se haya inundado completamente como un garaje.

Para las viviendas, cubrirá solo los daños ocasionados por agua que no tengan dirección vertical. Es decir, no se hará responsable de los daños ocasionados por lluvia directa, sino por sus consecuencias como inundaciones o riadas.

¿Cuándo puedo reclamar?

El plazo oficial para reclamar son 7 días hábiles, si bien se debe hacer lo antes posible para que pueda empezarse la tramitación. Si te retrasas en solicitarlo, no pasa nada realmente, pero aceptarás con ello que haya retrasos en el proceso de peritaje y pago.

También puedes dar parte a tu correduría de seguros para que hable con tu compañía aseguradora y que ellos te adelanten el dinero porque luego lo cobrarán directamente del Consorcio de Compensación de Seguros.

 

En definitiva, si tu automóvil o vivienda han sido afectados por una catástrofe como la Dana en el levante español debes saber que hay gente dispuesta a ayudarte y hacerte la vida más fácil. Compañías como Gesa Mediación correduría de seguros trabajarán contigo sin problemas para ponerlo todo en orden y salir adelante.